El proceso de creación de los instrumentos comenzó con la elaboración de grupos de discusión de expertos para determinar los contenidos que debían valorar las pruebas, después un grupo de expertos creó ítems que fueron puestos a prueba en un piloteo inicial, el cual permitió juecearlos y realizar modificaciones a los reactivos, descartando algunos, para llegar finalmente a un grupo de ellos que lograron escalar. Posterior a ello, los expertos crearon un banco de reactivos del cual se pudieron obtener al azar las tres versiones de MIA. Estas tres versiones del instrumento se pilotearon nuevamente y por medio de análisis estadísticos se obtuvieron datos psicométricos aceptables. Los resultados muestran equivalencia entre las tres pruebas paralelas e índices de confiabilidad total que van de 0.81 a 0.86 para las tres versiones, además de contar con validez de constructo, ya que los jueces expertos participaron a lo largo de todo el proceso de creación y modificación del instrumento hasta su versión final.

Estos instrumentos fueron validados en múltiples procesos de aplicación en zonas urbanas (zona metropolitana de Xalapa) y rurales-indígenas (región de la sierra de Santa Marta, municipios de Pajapan y Tatahuicapan) para validar su pertinencia cultural. 

Los instrumentos que se aplican en la medición de niños, niñas y jóvenes de entre 5 y 16 años de edad, constan de dos instrumentos, uno de lectura y uno de matemáticas, que a su vez cuentan con 3 versiones cada uno:

INSTRUMENTOS

El instrumento MIA (Medición Independiente de Aprendizajes), busca medir los aprendizajes básicos (operaciones matemáticas y lectura) que tienen niños y adolescentes de 5 a 16 años, se realiza en los hogares (no en las escuelas), y es independiente de cualquier institución gubernamental. Adopta una metodología desarrollada en países de Asia y África para la medición de aprendizajes a gran escala.

 

Para su realización, fue necesario crear un instrumento válido y confiable que fuera lo robusto y rápido de aplicar, que lograra discernir entre niveles y que considerara el contexto mexicano. Así, fueron desarrollados los instrumentos de MIA, basándose en el mapa curricular de segundo y cuarto de primaria.

Lectura

Los instrumentos de lectura permiten saber si los niños, niñas y jóvenes pueden leer sílabas, palabras, enunciados, una historia y si pueden responder una pregunta de comprensión inferencial. El nivel de complejidad del instrumento corresponde a segundo de primaria.

El instrumento final consta de 10 reactivos o pruebas que miden: lectura de sílabas, palabras, enunciados, una historia y una pregunta de comprensión sobre la misma.

Matemáticas

En el caso de matemáticas, los instrumentos permiten saber si los niños, niñas y jóvenes saben identificar números, hacer sumas de decenas con llevada, restas de decenas con llevada, todos conocimientos/saberes/aprendizajes correspondientes al currículo de segundo de primaria; también posibilitan verificar si saben realizar divisiones con centenas o resolver un problema que implique dos operaciones matemáticas, lo cual corresponde al currículo de cuarto de primaria.

El instrumento además de reconocimiento de números del 99-100, consta de suma, resta, división y un problema que conlleva dos de las operaciones aritméticas anteriores.

Medición Independiente de Aprendizajes © 2019 Todos los derechos reservados

Tel. (228) 2 98 27 79 - Priv. Elfego Sánchez Granillo #14 Col. Lomas del Tejar

C.P. 91065 - Xalapa Veracruz, México.

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle